Retos de enviar productos que necesitan ir refrigerados


 

La logística de envíos tradicional requiere de un gran trabajo de coordinación y planeación estratégica para poder ejecutarse con total eficiencia, prevenir errores y cumplir con tiempos de entrega. Este reto se vuelve aún más complejo cuando se trata de transportar productos que necesitan ser refrigerados.

La logística de envíos en cadena fría garantiza el almacenamiento, traslado y distribución de productos específicos que necesitan mantenerse a una temperatura determinada para garantizar su calidad e integridad. Los medicamentos y las vacunas son ejemplos muy acertados de productos que necesitan ser refrigerados antes, durante y después de trasladarse. 

El mantenimiento de su temperatura adecuada debe asegurarse, con calidad de urgencia, durante toda la cadena de suministro, desde que el producto es elaborado, durante el viaje y hasta que sea entregado al usuario final. 

Debido a esta complejidad, el proveedor de los servicios de mensajería encargado de moverlos, requiere contar con una infraestructura sólida que garantice el buen estado de los productos transportados. Nos referimos a las herramientas, vehículos y tecnología especializada necesarios para mantener la temperatura indicada durante el viaje, pero también, capaces de detectar si existen variaciones que puedan afectar los objetos que se transportan, en el momento adecuado. 

Adicionalmente, capacitar correctamente al personal involucrado en cada paso del proceso es de igual importancia, ya que un descuido o error humano puede derivar en una enorme pérdida de material y dinero.


En la logística fría se pueden utilizar dos estrategias: 


1) Usar refrigeradores o congeladores de compresión o absorción para el producto en cada punto de la cadena 

2) Transportar los productos en contenedores especiales que conserven la temperatura adecuada. En ambos casos es muy importante evaluar qué es lo que se pretende transportar y elegir la opción de logística adecuada.


La cadena fría es indispensable cuando se trabaja con productos como medicamentos alópatas y de uso veterinario, ya que la salud de personas y mascotas está en juego, y depende del adecuado conservamiento de las propiedades de cada una de las sustancias con las que éstos se elaboran, de las cuales depende la efectividad al consumirse. 

Las empresas de logística que ofertan este servicio permiten a los fabricantes de productos perecederos y farmacéuticos como estos, una integración total a su modelo de negocio que les impulsa a extender su mercado fuera de su territorio local. Gracias a una cadena en frío sólida es posible hacer envíos a nivel nacional de productos que requieren medidas especiales para su adecuada conservación.

Aunque la logística en frío enfrenta retos enormes, principalmente de estrategia, para cumplir con los requerimientos de sus clientes, este sector permite la expansión global de productos con necesidades específicas, destacando entre ellos el ámbito de la salud. 

Cuando están en juego vacunas, medicinas y tratamientos específicos que únicamente se formulan en una determinada zona del mundo, su desplazamiento es inevitable, por lo que el transportista debe aliarse con sus similares en diversos países y juntos conformar un equipo capaz de atravesar ecosistemas distintos, con todos los cambios de clima que esto implica, siguiendo rutas estratégicas y previendo inconvenientes estacionales o de recursos que se puedan presentar.

Comentarios

Entradas populares